Destinos para halloween

Edimburgo, Escocia: Numerosos fantasmas han sido relacionados con el Castillo de Edimburgo durante su larga y tumultuosa historia, entre ellos un tamborilero sin cabeza y una dama del siglo XVI que fue quemada en la hoguera. Las bóvedas y los pasajes que hay bajo la zona antigua de la ciudad también se dice que están embrujados, y se rumorea que un túnel que discurre bajo la Royal Mile podría estar habitado por un gaitero espectral que desapareció allí siglos atrás y cuya música se puede escuchar todavía resonando en la oscuridad.


Poveglia, Itali:
Las víctimas de la Peste Negra se enviaron a esta pequeña isla aislada entre Venecia y Lido, en la laguna de Venecia, y más de 160.000 personas murieron en ella. Un prominente edificio se utilizaba como hospital para los pacientes de enfermedades mortales e infecciosas, y la isla era ampliamente conocida como un lugar para mantener a la gente enferma alejada de los sanos. Al parecer, influyó también en el médico, que experimentaba con pacientes con enfermedades mentales en otro edificio cercano antes de morir tras saltar desde el campanario. Viajar a Italia

Cancún, México: Este popular destino mexicano de sol y playa muestra un lado diferente durante las celebraciones del Día de Muertos. El Día de los Muertos es una celebración de tres días en los que los mexicanos creen que las almas de sus seres queridos regresan a visitar a sus familias. Desde 31 de octubre al 2 de noviembre, se recupera la costumbre maya con comida, fiestas en la playa y un festival de gastronomía. Se dice que es para el disfrute de los vivos y los muertos (se cree que los muertos “absorben” la comida). El último día, las almas dejan a sus familias y vuelven al infierno, y los niños llevan bolsas y recogen dulces que les dan los vecinos. Viajar a Mexico

Estes Park, Colorado: Para los que han visto El resplandor, el hotel, inspirado en el Hotel Stanley del Estes Park, estará siempre grabado en su memoria. En la historia, Jack es un escritor contratado para cuidar un hotel abandonado durante el invierno. Él y su familia se alojan en él y cuando su hijo Danny empieza a tener visiones del pasado y el futuro, empiezan los problemas. Jack recibe la visita de un mayordomo fantasma que le insta a matar a su esposa y a su hijo, y emocionantes eventos se suceden hasta el último instante. (se puede ver en el Canal 42 de cualquier habitación del Stanley; se reproduce continuamente las 24 horas del día). Los huéspedes se han quejado de escuchar sonidos de piano procedentes del salón de baile vacío, y también de oir niños corriendo y jugando en los pasillos, para luego encontrarlos vacíos.Viajar a Estados Unidos.

Whitechapel, Londres: Las calles y callejones de esta parte del ahora de moda East End londinense fueron asoladas durante la época victoriana por nada menos que Jack el Destripador. Al asesino en serie, cuya identidad todavía se desconoce hoy en día, se le atribuyen una serie de crímenes horribles cometidos en o cerca de la zona, donde los curiosos pueden ahora realizar excursiones a pie para visitar los sitios sangrientos de antaño. En el South Bank de la ciudad, el London Dungeon ofrece una atracción temática inspirada en el destripador, además de las basadas en los gustos de Sweeney Todd (el “Barbero diabólico de la calle Fleet”) y una serie de espectáculos y atracciones que incluyen algunos especialmente diseñados para Halloween. Viajar a Inglaterra y Consejos para viajar a Londres.

Ottawa, Ontario: El Museo Bytown está considerado uno de los lugares más embrujados de Canadá, y se cree que ha sido el hogar de al menos seis fantasmas. Duncan McNab, que murió hace más de 150 años, y a quien le gusta gusta sobre todo frecuentar la bóveda del dinero, una sala a modo de cueva que supuestamente retiene su espíritu. También tiene una habilidad especial para tocar los ordenadores del museo y escribir repetidamente su nombre completo. No dar por hecho que la exposición de muñecas es inofensiva; hay visitantes que han escuchado llorar a niños y han visto cómo las muñecas les hacían un guiño y se movían por sí solas. Viajar a Canadá.

Bran, Rumania: Aunque puede no ser la primera en leyendas de vampiros, Rumania sin duda trae a la mente al más emblemático, el conde Drácula. Saturada de mitos y ligada a La tierra más allá del bosque, de Emily Gerard, y a Drácula de Bram Stoker, Bran es la excursión perfecta de Halloween en Europa. Incluso se puede visitar el Castillo de Bran, donde se dice que vivió Drácula. Otras zonas, como el Castillo de Poenari y el de Hunya, relacionados con Vlad el Empalador en el siglo XV, también son lugares espeluznantes.

Salem, Massachusetts: Si hay una ciudad de Halloween por excelencia en los EE.UU., es Salem, en Massachusetts. Inmersa en la historia de los juicios de las brujas de Salem, este pueblo de Nueva Inglaterra es espeluznante todo el año, pero en octubre aprovecha especialmente su legado fantasmal. Presentaciones históricas hacen que nos remontemos a hechos reales que han atormentado al pueblo durante siglos, y hay terroríficas rutas a pie por las zonas más espantosas de la ciudad, en las que se muestran los lugares de relevalancia sobrenatural y “senderos de terror”. Las familias podrán disfrutar del museo de los piratas de Nueva Inglaterra o visitar la casa embrujada del Museo de Cera de Salem.

Kutna Hora, República Checa: Este lugar es espeluznante. El Osario de Sedlec, una pequeña capilla católica romana a unas 80 millas a las afueras de Praga, está lleno de decoraciones y muebles hechos de huesos humanos. Este desconcertante lugar se hizo famoso hace siglos, cuando el abad del monasterio esparció tierra del Gólgota por todo el cementerio. Rápidamente se convirtió en un codiciado lugar de sepultura, y ahora, los esqueletos de unas 40.000 personas forman elaboradas puertas, adornos y accesorios. Una famosa lámpara de araña contiene al menos un hueso de todos los tipos que hay en el cuerpo humano.

Condado de Offaly, Irlanda: El Castillo de Leap está considerado el castillo más embrujado de Irlanda, y es conocido por el asesinato de su sacerdote en lo que se conoce como Capilla Sangrienta en 1530 (durante la Misa). Más tarde, en 1599, una banda de mercenarios fueron asesinados mientras dormían después de una fiesta. Tal vez lo más aterrador de todo sea el calabozo con un gran pincho en el centro. Las víctimas eran empaladas para sufrir y morir; cuando se limpió hace un siglo, se extrajeron tres carros llenos de restos de los terrenos. En la década de 1970 un australiano compró y exorcizó la propiedad después de que hubiera sido quemada, pero se dice que los fantasmas decidieron permanecer en el castillo.

« »

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Pon un comentario

(requerido)

(requerido)